6 Consejos para mantenerte motivado todos los días

5 Consejos para mantenerte motivado2

La motivación está altamente relacionada con la fuerza de voluntad y a veces, conseguirla puede ser una tarea muy difícil. Algunos días te sientes altamente motivado y ansioso, otros días nada puede lograr activar esta fuerza de voluntad y no realizas las tareas correspondientes.

¿Alguna vez has intentado bajar de peso?, ¿Sacar un promedio sobresaliente? ¿Te has planteado retos personales?

Si la respuesta a estas interrogantes es positiva, es posible que, como les ocurre a muchas personas, empiezas con muchas ganas, das lo máximo de ti, pero luego al parecer el ánimo se agota y tienes problemas para continuar con esta actividad y no encuentras como mantenerte motivado.

Es por ello que hoy queremos compartir contigo estos 6 consejos con los que  seguro tendrás más motivación:

1: Abandona cuando sea necesario.

El primer paso para descifrar el problema es aceptar tu falta de deseo para trabajar. Recuérdate a ti mismo que a veces, si una actividad no te llena ni te hace feliz, está bien darse por vencido.

Date un momento para pensar, utiliza tu razón para preguntarte el “por qué” y aclarar inseguridades. Con este proceso, la motivación vendrá por sí sola.

2: No tomes acciones inmediatamente.

Este paso puede sonar absurdo, pero aunque no lo creas funciona. Utiliza la anticipación para un proyecto, especialmente cuando se comienza a llevar a cabo. La anticipación te ayudará a culminar la tarea y pensar en cómo, cuándo y dónde lo harás.

No todo se consigue estando ansioso y desesperado, la mayoría de las veces es bueno esperar un tiempo determinado para meditar las posibilidades. Con esto obtendrás un plan que ayudará a aumentar tu éxito.

3: Permítete Equivocarte.

Voy a hacerte una pregunta. Si se te presenta la oportunidad de hacer una reseña de un libro y tiene dos opciones: Uno es de lectura fácil, cómoda y entretenida. El otro libro es sumamente complicado. ¿Cuál escogerías?

La respuesta es intrascendente.

Dado que terminarías escogiendo la lectura fácil. Porque si en cambio, escoges leer la complicada primero, cuando empieces la tarea, te abrumarás y tu motivación desaparecerá pronto.

Todo esto cambiaría si tienes una idea clara del por qué querías leer ese libro complicado. La mayoría de las veces, la falta de motivación es causada por incertidumbres, por miedos.

Y una de las razones primordiales es el miedo a fallar, a equivocarte, al sentirte incapaz. Así que debes permitirte a ti mismo obtener resultados imperfectos. No te presiones.

4: Divide los objetivos.

Cuando tienes un sueño, debes trazarte metas pequeñas para ver el nivel de resistencia que afrontas a lo largo de este objetivo para lograrlo con éxito.

A veces queremos hacer miles de cosas y no sabemos por dónde empezar. Así que a la hora de realizar algo, anota lapsos de tiempo, divide las actividades en pequeñas metas que podrás ir tachando a la hora de realizarlas. Cuando tienes una alta resistencia y tu ánimo continúa intacto en ciertas tareas, tu motivación seguirá alta.

5: Tómate un descanso.

Al tener un orden de las tareas que se deben hacer, tomar un descanso ayudará a querer continuar con tus objetivos, a pensar si lo estás haciendo bien y considerar nuevas opciones.

6: Piensa positivamente

Comparte con tus seres queridos, lee el periódico, riega las plantas. Ten una mentalidad positiva a lo largo de tu día y así contribuirás a mantenerte motivado. Recuerda que nuestra actitud influye mucho en nuestro día a día, y cuando pensamos positivos atraemos las mejores cosas a nuestra vida.

Espero que este artículo te sea de utilidad y te enseñe como mantenerte motivado en tu trabajo.