Cómo evitar la ansiedad

cómo evitar la ansiedad

¿Te ha ocurrido alguna vez que vives en un estado de preocupación constante y persistente, con inquietud, tensión muscular, cansancio, problemas para relajarte, irritabilidad y dificultades para concentrarte y para dormir?

Si te sientes en un estado de alerta permanente, realizas interpretaciones catastróficas acerca de lo que te puede pasar o crees que vives amenazado por un peligro cuando en realidad no hay nada por lo que temer es probable que estés sufriendo ansiedad.

Lo primero que tienes que saber sobre ella es que la ansiedad es un síntoma de algo que puede llegar a convertirse en un grave conflicto emocional originado por cómo nos relacionamos con nosotros mismos o con los demás… Es decir, por cómo está estructurada nuestra personalidad.

Pero afortunadamente eso puede quedarse ahí y tú puedes recuperar el bienestar, la alegría y la calidad de vida que te permitan vivir mucho mejor.

Y para eso necesitas conocer cómo evitar la ansiedad.

Cómo evitar la ansiedad: síntomas de ansiedad

¿Sabías que hay más de 10 tipos de ansiedad y más de 40 síntomas que la detectan?

Además, cualquier circunstancia puede crearte ansiedad si crees que implica un peligro para ti.

De todo eso te hablamos en más detalle en el artículo que publicamos hace unas semanas: Cómo alejar la ansiedad para siempre y vivir mucho mejor.

Te recomendamos que si quieres saber más sobre las causas y síntomas de la ansiedad leas nuestro artículo antes de seguir.

Antes de nada debes saber que todos tenemos ansiedad; y gracias a ella podemos dar la respuesta adecuada a situaciones personales y laborales.

La ansiedad de por sí no es algo negativo, sino un estado de activación que nos permite afrontar una entrevista de trabajo, hablar en público, realizar una tarea…

Básicamente, es una respuesta universal, común y necesaria para la supervivencia.

El problema aparece cuando este estado de ansiedad continúa en el tiempo y hace sufrir a la persona y le producen sensaciones de ahogo, falta de concentración, temblor, mareo u otros de los síntomas de los que te hablamos en el anterior artículo.

Cómo evitar la ansiedad

Existen muchas formas para evitar la ansiedad.

Cuando eso ocurre automáticamente comienzas a vivir mucho mejor, sin preocupaciones constantes, sin esa tensión en la nuca, sin falta de aire, sin el “miedo al miedo”, sin mareos ni palpitaciones, sin pensar constantemente en un futuro gris y sin ataques de pánico.

Una de ellas es practicar la relajación y la meditación; que ayudan tanto a alejar el estrés como la ansiedad en sí.

Muchas personas automáticamente se saltan todo lo que tenga que ver con meditar, pero lo cierto es que está científicamente demostrado que relaja el cuerpo y la mente y, por tanto, ayuda a evitar la ansiedad.

Este es solamente uno de los muchos beneficios que puedes lograr al poner en práctica el Método Silva de Vida.

No solamente puedes aprender cómo relajarte y meditar, sino que va mucho más allá y te enseña cómo usar el potencial de tu mente para mejorar todas las áreas de tu vida: desde alejar malos hábitos, hasta evitar el estrés e incluso desarrollar tu intuición, despertarte a la hora que quieras sin necesidad de usar despertador o despertar tu creatividad para conocer el propósito de tu vida.

 

Además, existen muchísimos ejercicios y técnicas diferentes que te ayudarán a alejar la ansiedad sin que te parezca repetitivo, demasiado difícil o simplemente aburrido.

Aquí te compartimos un ejercicio que te ayudará a saber cómo evitar la ansiedad.

Sus efectos son casi inmediatos, por lo que al terminar de hacerlo ya deberías empezar a notar los primeros beneficios.

Por supuesto, una sola vez no va a hacer todo el trabajo: la clave está en la constancia.

Si eres constante podrás alejar la ansiedad, y para que comiences a hacerlo te animamos a que practiques estos 3 pasos y nos cuentes cómo te fue.

Cómo evitar la ansiedad en 3 pasos

1) Lugar.

Muchas personas creen que para meditar hay que buscar un lugar especial, aislarse del mundo y practicar durante horas. Y eso, por supuesto, no es así.
Para comenzar a meditar para alejar la ansiedad lo primero que necesitas saber es que cualquier persona, independientemente de su punto de partida, puede lograrlo.

Solamente necesitas buscar un lugar donde puedas estar cómodo, tranquilo y sin que nadie te interrumpa durante los próximos minutos.

Eso puede hacer el salón, tu habitación e incluso un parque cercano o el jardín.

Si tienes la oportunidad de estar cerca de un paisaje natural, mejor; ya que eso sin duda te llenará de energía armónica.

2) Pensamiento enfocado.

Ponte en una posición cómoda, cierra los ojos, respira hondo tres veces mientras notas cómo tus músculos se van relajando y después comienza a elegir pensamientos de ti mismo y de la vida que te generen paz y confianza.

Después, trata de concentrarte en esos pensamientos y visualízalos el mayor tiempo que sea posible.

Por ejemplo: visualízate rodeado de amor, de amigos, de personas que te quieren y te apoyan… Visualízate a ti mismo con confianza realizando algo que te gusta o resolviendo algo que te represente un problema.

Tienes que concentrarte en esos pensamientos hasta que logres meterte emocionalmente dentro de ellos… Es decir, hasta que logres sentir lo que piensas.

3) Duración.

Trata de mantener esos pensamientos el mayor tiempo posible; entre 15 y 30 minutos es lo ideal.

Pero además de eso, sé constante y comienza a dedicar todos los días unos minutos a tu bienestar y a sentirte cada vez mejor.

Es necesario que además de meditar vayas comprendiendo una forma más amplia de ver la vida, ya que la ansiedad se produce por desconfianza y temor, o por una profunda inseguridad en ti mismo.

Muchas personas tratan la ansiedad como un problema y en consecuencia actúan en base a él colocándole “parches” que la frenen… Pero como sabrás, un parche es una solución parcial que no hace desaparecer el problema sino que simplemente lo oculta.

Lo mejor para saber cómo evitar la ansiedad es que actúes sobre las causas que la provocan. Cuando eso ocurre, simplemente dejas de tener ansiedad.

El primer paso está en detectar las situaciones que te causan ansiedad…

¿Cuáles son? ¿Por qué sueles sufrir ansiedad?

  • Renato

    La exigencia de vida actual, hace necesario pensar en nosotros mismos y tomarnos un tiempecito para meditar, en estos espacios de vida se encuentra muchas veces la solución a lo que nosotros creemos enormes problemas, gracias por ayudarnos.

  • Excelentes consejos que contribuyen a mejorar nuestra calidad de vida y a tomar los problemas con reflexión y serenidad; siendo la meditación y relajación medios que muchas personas no lo valoran por que desconocen su importancia y efectos, así como la manera de practicarlas, de modo que dudan de su eficacia para mejorar el equilibrio psicológico, emocional y también físico si se combina con algunos ejercicios de yoga o taichi.

  • Ricardo Villanueva

    Esta práctica desarrolla la claridad luminosa del ser, en el que las cosas se hacen visibles.
    El claro luminoso del ser no es una cosa (filosóficamente) sino que es la capacidad para las cosas: es el espacio en el que las cosas pueden llegar a ser lo que esencialmente son y alcanzar su forma peculiar de perfección.
    Gracias por compartir este blog.

  • haydeé

    estoy probando meditar, para calmar mi ansiedad…..además escucho música, camino… estoy en calma haciendo a veces las cosas que a mi me agradan…. gracias por los consejos

  • carmen sosa rodriguez

    Me encanta lo que me dice y me relago mucho mil gracias eres mi ángel de la guardia mil bs

  • Bethsabé

    Yo más que meditar hice una ROTULACION A MANO y de verdad que me ha encantado!!! Y es que dicen que el tipo de decoración de tu casa también afecta tu estado de animo ¿no? A mi me funcionó.

  • Janne Sosa

    Yo sufrí esta dificultad, fue una muy frustrarte y triste