Control Mental: Manual de instrucciones para la mente (parte 2)

Artículo escrito por Ivan Vega integrante del Programa de Escritores del Método Silva

Método Silva para ser más feliz en casa
En el artículo anterior (Manual de instrucciones para la mente Parte I) hablamos acerca de que la mente al igual que el idioma español o la música sigue ciertas reglas para poder funcionar adecuadamente, el conocer estos principios que guían tu energía mental potenciará tus capacidades y podrás conseguir tus objetivos de una manera más eficiente.

En la primera parte te mostré algunos que probablemente ya habrás pensado como poner en práctica en tu vida diaria,  en esta segunda parte te mostraré los siguientes:

Principios y cómo aplicarlos

Principio de Retroalimentación y corrección:  La mente y nuestro organismo en general es una máquina de cumplir objetivos y funciona como un misil teledirigido, cuando lanzas un misil de un extremo del mundo al otro, este no sigue una trayectoria recta hasta el objetivo si no que va haciendo correcciones durante el camino, cuando se está desviando corrige la trayectoria una y otra vez hasta dar en el blanco, el desviarse en el camino no es malo, solo es retroalimentación que le sirve a la mente para llegar al objetivo, sin esa retroalimentación sería imposible dar en el blanco, cuando aprendiste a caminar no lo hiciste a la primera, pero en cada intento tu mente iba recolectando información que fue necesaria para aprender a equilibrar tu propio peso, cada vez te caías menos hasta que caminar se volvió algo sumamente sencillo.

¿Cómo aplicarlo?

Cuando intentas lograr un objetivo probablemente tendrás tropiezos y errores sin embargo no los consideres como algo malo, ya que estos hechos representan el feedback que necesita nuestro sistema para hacer las cosas correctamente la próxima vez, siempre obtén el mayor aprendizaje de tus errores. Piensa en cuando te vas a meter a bañar, primero abres el agua caliente y si te quema entonces abres la llave de agua fría, puede que se haya enfriado demasiado entonces abres un poco más la caliente hasta que el agua queda en la temperatura que más te gusta.

Principio de Sustitución: Los pensamientos no se crean ni se destruyen solo se transforman, no puedes pretender dejar de pensar en algo ya que indefectiblemente ese algo aparecerá, lo que debes hacer es sustituir un pensamiento indeseable por otro deseable, de esa manera reprogramas tu mente efectivamente

¿Cómo aplicarlo?

Si quieres dejar un hábito por ejemplo dejar de comer en exceso, será más  difícil si te quedas sentado resistiendo las ganas de comer, resulta más efectivo si sustituyes un hábito por otro por ejemplo si tomas un libro y lees, dibujas, te ejercitas o haces alguna otra actividad que te resulte productiva.

Principio de Resistencia: La mente no funciona con coacción mientras mayor resistencia mental y emocional encuentre, mayor trabajo le costará programarse de la manera que deseas, la mente funciona mejor cuando fluye, cuando está relajada y cuando no se le intenta “forzar”.

¿Cómo aplicarlo?

Cuando estés meditando y se cuelen otros pensamientos, no te reprendas a ti mismo, no te regañes, simplemente deja que los pensamientos fluyan y sigue enfocando tu mente, mientras más resistencia creas mas obstaculizas el funcionamiento de la mente.

Ahora que ya conoces los principios elementales para controlar tu mente ¿Estás listo para ponerlos en práctica?

Recuerda:

“Si quieres controlar tu vida, primero debes controlar tu mente”