La Guía Definitiva de Cómo Crear Un Hábito Paso a Paso

Hábitos

HábitosSomos lo que repetidamente hacemos. La excelencia, entonces, no es un acto, pero un hábito.”
Aristóteles

Dicen que los seres humanos somos criaturas de hábito. Si es así, entonces la próxima pregunta razonable sería, ¿cómo es que establecemos nuestros hábitos?

Quizás recuerdas que anteriormente habíamos escrito otro artículo acerca de cómo programar tu mente para nuevos hábitos. Con más de 6 millones de personas que han pasado por nuestros programas, el Método Silva de Vida te enseña paso a paso no solamente cómo cambiar tus hábitos, sino además una manera nueva de vivir.

Lo básico de un hábito

Si alguna vez has intentado establecer una rutina de ejercicio, o quizás hayas querido dejar algún mal hábito, o cambiar un comportamiento habitual, es posible que entiendas lo poderosos que pueden ser nuestros hábitos.

Son parte inherente de lo que somos. Es más, una vez establecidos, nuestros hábitos parecen ser automáticos. Parecen tomar vida propia, siendo invisibles e incuestionables.

A pesar de que la ciencia ha avanzado mucho en darnos la explicación de cómo funcionan los hábitos, lo cierto del caso es que la gran mayoría de la veces no nos resulta tan fácil crear o establecer un nuevo hábito cuando queremos.

¿O sí? Tenemos algunas ideas que quizás te puedan ayudar.

Todo lo que hacemos, o pensamos, esta regido por impulsos neurológicos entre las células de nuestro cerebro. Con la repetición de un comportamiento, el cerebro empieza a formar “caminos” o secuencias que toman los impulsos eléctricos, de tal manera que con el tiempo esos caminos se convierten usuales y automáticos.

Aquí podría entonces encontrarse las llaves al cambio. Al tomar una serie de pasos que aprovechan la repetición de un comportamiento, se logra establecer una nueva secuencia que crea un nuevo comportamiento habitual. Veamos cómo:

Aprovecha tu impulso

Todos sabemos lo que pasa cuando entramos en movimiento. Es mucho más fácil permanecer en movimiento, aprovechando el impulso que tenemos, que detenernos para volver a empezar de nuevo.

Si puedes tomar un paso hacia un nuevo comportamiento, aunque sea pequeño, ésto te ayudará a permanecer en movimiento.

Es más, frecuentemente lo que sucede cuando estamos estableciendo objetivos, es que los hacemos muy grandes, entonces son tan grandes que al pensarlos nos sentimos desmotivados y ni siquiera empezamos del todo.

Si te ha pasado, te sugerimos que hagas de tu gran meta, una serie de objetivos más pequeños y aproveches tu impulso una vez que vayas conquistándolos. Hay una analogía que quizás te ayude: ¿Cómo se come un elefante? Pues un pequeño bocado a la vez…

Motivación, Habilidad y Disparadores. Las bases del comportamiento

Nuestros comportamientos tienen dos componentes: la motivación y la habilidad.

Para cambiar un comportamiento, debemos vernos motivados a cambiar y debemos mantener esa motivación por un cierto tiempo.

No solo eso, sino que también debemos tener la habilidad para hacer el nuevo comportamiento que queremos establecer.

Una vez que contamos con estos dos componentes, lo que necesitamos es un disparador que nos mueve a actuar.

Estableciendo tus disparadores

Un disparador es un recordatorio que te impulsa a actuar. Todos sabemos que conforme empezamos nuestro día, es usual que aunque lo tengamos todo planeado, se pueden presentar cosas que debemos hacer inesperadamente.

Por eso es importante establecer recordatorios automáticos que nos impulsen a actuar. Puede ser una nota en algún lugar visible o bien lo puedes calendarizar y recibir el recordatorio en tu teléfono portátil.

Aumentando tu habilidad

Toma cualquier oportunidad para aumentar tu habilidad para cumplir tu nuevo hábito. ¿Puedes cambiar o remover las condiciones que hacen difícil tu nuevo hábito? ¿Hay algo que puedes hacer que tu nuevo hábito sea más fácil?

Librarnos de la tentación

Quizás no te des cuenta, pero las tentaciones funcionan como disparadores de hábitos usuales. Si estás acostumbrado a fumarte un cigarrillo luego de tomar café, entonces cambia tu comportamiento usual y podría ser más fácil romper tu hábito de fumado.

Tu capacidad de tomar decisiones está limitada

¿Sabías que tienes solamente una cantidad de fuerza de voluntad limitada? Han descubierto incluso que conforme vas tomando decisiones durante el día, esta cantidad va disminuyendo hasta el punto que tu capacidad para tomar decisiones razonadas se ve algo limitada.

Por eso muchas veces es recomendable limitar la cantidad de decisiones que tienes que tomar cada día. Y si es necesario que tomes una decisión importante, quizás sea buena idea que la tomes en las mañanas o cuando empieces tu día, cuando cuentas con una mayor cantidad de fuerza de voluntad.

Cómo te vas a mantener responsable?

Todos hacemos excepciones. El problema es cuando estas excepciones se vuelven a convertir en la norma. En otras palabras, cuando volvemos a nuestros viejos hábitos y nos olvidamos de lo que estábamos intentando lograr.

Por eso procura tener una manera de mantenerte responsable. Sea que enlistes la ayuda de tus amigos o establezcas alguna consecuencia que te obligue a cumplir con tus objetivos, te ayudará a formar tu nuevo hábito.

Si no lo mides, no lo cambias

Muchas personas nos vemos motivados al ver que avanzamos. Si no mides tu progreso, difícilmente vas a contar con un indicador que te permita saber que lo que estás haciendo ha funcionado.

Un hábito por otro

Es más fácil suplantar un hábito por otro que tratar de eliminarlo. Por ejemplo si tienes el hábito de apagar tu despertador que se encuentra al lado de tu cama, intenta colocarlo en otro lugar del cuarto.

Este cambio suplantará el comportamiento automático de apagar el despertador porque te obliga a levantarte.

Quieres cambiar un comportamiento? Empieza por cambiar tus creencias

¿Te piensas como alguien que puede cambiar, o por el contrario te has escuchado diciendo “Yo soy así,” alguna vez? Hay una diferencia entre estas creencias. Y por lo general si sos flexible, tienes más oportunidad de cambiar hábitos.

Tus creencias sobre algo rigen cómo vas a actuar en determinadas circunstancias. Si crees que puedes o no, tienes razón siempre.

Qué pasa cuando cambia tu rutina?

Todos conocemos los efectos sobre nuestros hábitos cuando cambia nuestra rutina. Estos cambios pueden ayudar o afectarnos, por lo cual es necesario planear para ellos.

¿Cómo te vas a asegurar que vas a mantener tu constancia cuando viajas por ejemplo? Es mejor que lo planees de antemano.

Cuánto tiempo vas a durar en cambiar un hábito?

Se ha dicho que usualmente un hábito tarda 21 días en crearse. La realidad nos dice algo distinto, muchas veces tarda mucho más, puesto que por definición un hábito es algo automático.

Sin embargo, conforme vayas practicando tu nuevo hábito, con el paso del tiempo lo cierto es que tu cerebro empieza a formar los nuevos caminos neurológicos hasta que adopte el nuevo comportamiento habitual.

Listo, estos pasos te deberían ayudar a establecer, cambiar o deshacerte de tus hábitos. Ahora bien, existe otra manera de como crear hábitos más fácilmente.

Con el Método Silva de Vida, aprendes a como entrar conscientemente en un estado mental donde tu ondas cerebrales se desaceleran haciendo más fácil el aprendizaje y adopción de nuevos hábitos.

Te garantizamos que utilizando nuestros métodos vas a poder crear nuevos hábitos no solamente más fácilmente sino que vas a poder crear conscientemente comportamientos que deseas establecer. Cuéntanos más abajo tus experiencias con tus hábitos y recuerda revisar nuestros cursos.

 

  • Gracias al metodo Silva he cambiado significativamente mi vida, practicamente elimine el ASMA que me atormentaba desde cuando era un niño, duermo mejor y he eliminado el habito de comer en la noche, mis ejercicios de Yoga ahora son mas efectivos por que los visualizo primero. Medito tres veses diarios y mi salud ha mejorado mucho ya que he logrado construir mejores habitos y eliminar otros no saludables. Gracias Laura y a tu equipo por tan milagroso metodo

  • Alicia

    Tengo hábitos de alimentación nada recomendables,no consigo mantener una dieta o hábitos saludables.Desde hace un par de años o más hasta la fecha,empece a engordar y no controlo mis comilonas,y por ende estoy 30 kilos por encima de mi peso,siempre fui delgada y jamás había hecho dietas,y desde el momento que me trataron médicamente se me disparo mi apetito o ansiedad,a posterior fui diagnosticada bulimia nerviosa,mis kilos extras empezaron a mermar mi vida social y mi autoestima,a todo esto se sumo que me quede sin trabajo,a tal punto que no salgo de casa para nada,me da vergüenza mi cuerpo y la ropa que uso para ocultar mi obesidad!! y toda esa frustración la cubro con comer,comer y comer!! Quiero cambiar mis hábitos !!!! Y no se por donde empezar y fuerza de voluntad es inexistente.

  • tengo el habito de ponerme nerviosa ante una determinada situación ante un examen, ante personas que tenga que dirigirme por alguna causa especial..