La importancia de vivir el momento presente

vivir el momento presente

¿Sabías que muchas personas gastan alrededor del 70% de su tiempo recordando sucesos pasados, o creando situaciones con “momentos perfectos?

De hecho, se dice que únicamente un 30% de nuestro tiempo lo dedicamos a vivir plenamente el momento presente.

No es malo recordar momentos que nos hicieron muy felices, ni tampoco visualizar situaciones ideales para nosotros. El problema ocurre cuando nunca logramos ser felices con el ahora.

Muchas personas se pasan la vida imaginando que serán felices cuando logren tener el dinero suficiente para irse de viaje; parejas recién casadas a veces piensan que se sentirán completas solo cuando logren tener hijos; o profesionales se la pasan deseando un ascenso y piensan que solo al tenerlo se sentirán realizadas profesionalmente.

De nuevo  repito, no es malo tener objetivos que sabemos que al lograrlos nos harán sentir bien; el problema es pensar equivocadamente que nuestra felicidad solo depende de lograr estos objetivos;  en lugar de pensar que la felicidad debería ser parte de nuestro camino diario.

¿Por qué es importante vivir el momento presente?

Sin lugar a dudas, el presente es la única realidad que tenemos a nuestro alcance; mientras que el pasado ya quedo atrás y el futuro aún está por llegar.

Vivir el momento presente se trata de aprender a reconocer nuestras emociones y sentimientos, siendo capaces de evitar que la tristeza de los recuerdos pasados o la ansiedad por el futuro nos paralicen.

Vivir el presente también implica que podemos afrontar con la mejor actitud todo lo bueno y malo que nos sucede; además de que sabemos disfrutar cada situación, conectar con nosotros mismos y con todo lo que nos rodea.

¿Cómo aprender a vivir el momento presente?

El presente es un momento que encierra situaciones de mucha paz, aprendizaje, alegría y bienestar, pero que no todos sabemos cómo experimentar a plenitud.

Por ello a continuación comparto contigo 3 consejos que te ayudarán a vivir el momento presente:

Recuerda que no puedes controlar todo lo que te pasa

Controlar todo lo que nos va a pasar es parte de nuestro instinto de supervivencia. Así, si por ejemplo sabemos que va a llover, es normal que seamos precavidos y si vamos a salir, consideremos llevar con nosotros una sombrilla.

Sin embargo, en la vida no todo se puede controlar. Cuando queremos anticiparnos a cada cosa que “podría ocurrir” dejamos de vivir el presente y empezamos a vivir agobiados y estresados, pensando demasiado en el futuro.

Por ello la clave está en que seamos conscientes de esta situación, y aprendamos a ser tolerantes con lo que es incierto, así como capaces de implementar soluciones cada vez que surjan contratiempos.

Suelta las cargas del pasado

El pasado muchas veces ocupa una gran parte de nuestra atención.

Existen muchas personas que se la pasan añorando los momentos que las hicieron felices, o lamentándose por sus errores del pasado, y esto es una carga muy pesada como para pensar en llevarla toda nuestra vida.

Es importante que aprendamos a ver las cosas del pasado de manera positiva, tomando el aprendizaje que encierra cada situación vivida.

Practica la meditación

Finalmente, no hay mejor ejercicio para aprender a vivir el aquí y el ahora que la meditación.

La principal característica de la meditación es que es un ejercicio a través del cual practicamos la atención plena. Con la meditación aprendemos a poner atención total a lo que sentimos y pensamos en el momento presente.

Como dice la canción, el presente es lo único que tengo y el presente es lo único que hay.  Así que te invitamos a que trates de poner atención plena en cada cosa que hagas a cada momento, y aprende a disfrutar cada día consciente, despierto y atento.

 

También te puede interesar: 

Pranayama: El arte de aprender a respirar

Cómo meditar en 1 minuto

 

Dale “Me Gusta” para unirte a nuestra comunidad en facebook

como-aprender-a-meditar.fw_-1024x335