Puedes aprender a meditar y vivir mejor

aprender a meditar

aprender a meditar

Muchas personas comienzan a practicar las técnicas de la meditación sin resultados positivos y terminan encontrándose con una serie de dificultades. Pero no te preocupes ni te des por vencido porque puedes lograrlo. Si deseas alcanzar la tan necesaria paz interior, es momento de aprender a meditar.

 

.

A la hora de aprender a meditar, algunos se encuentran con que no son capaces de relajarse, aunque sea por un corto período de tiempo, debido a la excesiva tensión en el cuerpo. Les resulta difícil controlar y mantener la respiración de la manera correcta o entender las técnicas que no son bien explicadas. Otros no logran vaciar la mente ni desconectarse del mundo exterior, dejando a un lado sus problemas cotidianos. Algunos no encuentran una postura cómoda e ideal para meditar.
Si tienes algunas o todas estas dificultades al aprender a meditar, no tienes que desesperarte porque puedes lograrlo y vivir mejor. Hacerlo vale la pena pues la
meditación es un conocimiento que aporta a tu vida mayores beneficios de los que puedas imaginar, no sólo físicos sino también mentales y espirituales.
A través de la vida vas acumulando altos niveles de estrés y de estímulos cerebrales negativos, ocultando de tu
consciente diversas habilidades que siempre han estado en tu interior. Pero al aprender a meditar, puedes sacar lo mejor de ti mismo, logrando así alcanzar un nuevo nivel de paz interior.

Preguntas que debes hacerte para empezar a «desatar» esas cuestiones que te impiden practicar la meditación

¿Donde intentas aprender a meditar?

Es cierto que podemos meditar en cualquier lado, ¡Si cualquier lado! Pero esto no quiere decir que cuando estamos aprendiendo a meditar no necesitemos de un lugar tranquilo que nos ayude a concentrarnos mejor. Es por esto que más allá de que muchas personas reconocen que tratan de meditar ni bien tienen un rato libre, es importante que si estas en el período de aprender a meditar, encuentres un lugar con estas dos características: Que no escuches ruidos que te desconcentres y que sepas que nadie va a interrumpirte. Después de esto nada es demasiado importante, no es necesario que estes en un retiro en la montaña ni escuchando las el rugir de las olas del mar en una playa desierta.

¿Cuándo intentas meditar?

Normalmente me preguntan: «¿Cuál es el mejor momento para meditar?» No hay un momento en el día que sea mejor que otro. La meditación es una práctica que por lo general es individual y tiene que ver con cada uno, con los gustos, con como nos adaptamos y con qué nos hace sentir cómodos.

Mi recomendación si meditamos antes de irnos a dormir no hacerlo totalmente recostados porque probablemente nos quedaremos dormidos. Si lo haces cuando recién despiertas, es bueno levantarse primero, lavarnos la cara y luego volver a recostarnos y dedicarle unos minutos a la meditación.

Cuando recién nos levantamos nuestra mente todavía está yendo y viniendo, de alfa a teta,  con lo cual es un buen momento mara meditar, y sobre todo para quienes recién aprendiendo a meditar.