Control Mental: Viviendo un día a la vez

Artículo escrito por Monica Gutierrez integrante del programa de Escritores Método Silva

control mental

Este es uno de mis temas favoritos, ya que entrar a la mente humana es todo un viaje; considerando como popularmente se dice: «cada cabeza es un mundo», ciertamente lo es.

Nuestras creencias son el resultado de nuestra  «domesticación»: entendiendo esta; como el conjunto de creencias y/o experiencias aprendidas, la educación desde el seno de nuestras familias, que pasan de generación en generación como costumbres y aprendizajes heredados.

Sin embargo, el tiempo, espacio, entorno y la sociedad cambian constantemente y en esta Era es aun más rápido el pasar del tiempo.

Control Mental

Nuestro chip mental de repente se ve en la necesidad de Adaptarse al cambio y rápido, ya que ademas convivimos con generaciones muy diferentes y así compartimos conocimientos y aprendemos nuevos. Es en estos momentos de intercambio de información donde podemos evolucionar o involucionar nuestros niveles conciencia: amor, armonía, empatía, paz y servicio.

Nuestra mente puede ser nuestra mejor aliada, o bien si andamos «distraídos» por la vida en automático, sencillamente nos puede «complotear» por no estar presentes.

Nuestra mente piensa, analiza, razona, cuestiona todo el tiempo; para ello se basa en las imágenes, conversaciones, aprendizajes, comparación de experiencias de Vida, y formula hipótesis a futuro tomando información del pasado o bien del presente.

Nuestra responsabilidad; es saber que información almacenamos en nuestra mente, para esto necesitamos tener un filtro que puede llamarse: control mental de las emociones y de los pensamientos (debemos codificar con conceptos para poder comprender).

Cada pensamiento genera una emoción buena o no tan buena (importante es no juzgar ni juzgarnos); y darnos permiso de aceptarnos como somos sin aprobación de nadie más. Esto es un aprendizaje de nunca acabar; es de día a día; de repetición a repetición, en vivo a todo color; a prueba y error.

Y es ahi un buen punto para comenzar nosotros a instruir la mente, comparto un ejemplo:

«Mi creencia de vida es que si doy todo y mas de mi mismo a los demás seré recompensado», esto nos empodera y sobre esta base vivimos. Con el paso del tiempo y las experiencias vividas, nos damos cuenta (el darse cuenta es a veces abrumador),  de que doy todo a los demás y no siempre obtengo recompensa (la cual puede variar dependiendo de las expectativas). Y se vale preguntar: y yo que me doy a mi mismo? Es en este momento, donde nuestra mente va a sus archivos a buscar información almacenada y resulta que no tiene una respuesta clara. Aquí nos compete instruir a la mente en que esa idea o creencia puede sustituirse por: «daré lo mejor de mi primero a  mi mismo, para poder dar a los demás y así sentirme lleno/a y pleno/a»: recuerden que la plenitud es un gozo constante ante las situaciones de la vida buenas o no tan buenas, mientras la felicidad es temporal si la basamos en cosas, personas etc.

Control Mental: Bajar la Velocidad para estar Presentes.

Acá tenemos un nuevo pensamiento que nos genera distintas emociones y bienestar. Este es el control mental:  bajar velocidad, estar presentes (hoy) viviendo un día a la vez, sabiendo que el pasado ha sido escuela para ser quienes somos hoy y que a partir de mis afirmaciones y pensamientos tengo la capacidad de cambiar mi Vida y decidir vivir la Vida que queremos vivir, no la de otros por que como «cada cabeza es un mundo, el recorrido de la Vida y el Aprendizaje es individual».

Finalizo invitándolos a perder el miedo, a tomar el timón de su barco, enrrumbarse hacia lo que queremos con positivismo y entusiasmo, creyendo en nosotros mismos «FE» y tener claro que somos más que pensamientos, ideas, cuerpo o profesión.

«Somos Seres de amor, buscando nuestro propósito o misión en la Vida más allá de nuestras labores y que tenemos la capacidad divina de poder enmendar y cambiar nuestro camino, ¿Cómo?  controlando nuestros supuestos temores, creencias, pensamientos que no nos sirven de nada, y esto es intuición por que nuestro Corazón nos advierte diciendo: por que te angustias? Si tu naturaleza es armonía y bienestar……»

Entonces re-inventémonos con una mejor actitud y saber que si nos equivocamos, si nos detenemos en medio de todo, si renuncio a una idea o creencia, si esto me hace ver distinto a los demás y si pierdo gente en el camino.. Es posible que me estuviera perdiendo en el camino yo también, igual al final de cuentas veras que Nada Pasa.