Control mental: Las 3 grandes razones que te impiden progresar

¿Cuántas veces te despertaste con la intención de llevar a cabo tus tareas importantes y terminaste el día con la sensación de no haber hecho nada productivo?

Eso tiene un nombre: se llama procrastinación, aunque algunos le llaman «el ladrón del tiempo» o «el famoso mañana empiezo«.

Pero sea como sea ella, la procrastinación, es la culpable de que dejemos de hacer esas actividades importantes y en su lugar hagamos otras que nos resultan más placenteras y que no tienen otro objetivo que alargar nuestra gran tarea.

Mira esta infografía:

control mental: procrastinacion
( haz click aquí para verla a tamaño completo)

Lo que puedes ver en ella es «el ciclo de la procrastinación», es decir, todo lo que podemos llegar a hacer con el único objetivo de seguir retrasando esa tarea importante que deberíamos hacer.

Pero hay más: debido al ritmo de vida acelerado que llevamos, se calcula que 9 de cada 10 personas sufren «el mal del ladrón del tiempo» como muchos le llaman.

Y tienes que saber que no es tu culpa… Es más, la mayoría de las veces comenzamos a posponer las cosas por tres grandes razones que se repiten una y otra vez.

Las 3 grandes razones del famoso «mañana empiezo»

Me gustaría compartirlas contigo, porque sé que pueden ayudarte a alejar de tu vida este hábito poco saludable:

1. Por miedo

¿No te pasó nunca que dejaste de hacer algo solo porque tenías miedo de no saber hacerlo, de no estar a la altura o de fracasar?

2. Por activación

¿Has retrasado alguna vez una tarea, dejándola para después y después y después… Hasta que no te quedó más tiempo para seguir posponiéndola y tuviste que terminar haciéndola de prisa y sin ganas?

3. Por indecisión

¿Te ha pasado alguna vez que quieres hacer algo pero no sabes por dónde comenzar ni cómo hacerlo y al final te perdiste pensando en la mejor manera de hacer algo sin llegar a tomar la decisión para hacerlo?

Estas son las tres grandes maneras por las cuáles la gran mayoría de las personas tenemos por costumbre procrastinar, posponer las cosas y «dejarlas para más adelante».

Pero además…

Control mental: Procrastinar tiene graves consecuencias

Entre ellas…

* Causa estrés y ansiedad porque en el fondo sabemos que en algún momento vamos a tener que hacer esa tarea que evitamos.

* Hace que malgastes tus energías concentrándolas en tareas poco o nada importantes que se alejan de lo que deberías hacer.

* Te separa de tus metas ya que la procrastinación está directamente relacionada con la «inacción» y por tanto eso hace que retrases las acciones que te acerquen a donde quieras.

* Altera tu estado de ánimo y tu humor recordándote constantemente eso que tienes que hacer y aportando más frustración y desgaste.

Y mucho, mucho más…

Todos tenemos la capacidad de solucionarlo, lo que ocurre es que la gran mayoría de las veces confundimos la pereza, el agotamiento o la falta de motivación con la procrastinación…

Y lo que en realidad ocurre es que por uno de los 3 motivos que leíste más arriba, evitamos hacer las cosas que deberíamos estar haciendo.

Efectivamente, el primer paso está en identificar esto y darnos cuenta de cómo nos sentimos…

En unos días te estaré compartiendo cómo puedes alejar este mal hábito que a todos nos afecta y cómo hacer para decirle adiós para siempre,
pero antes me gustaría preguntarte…

¿Cómo te sientes?

Después de leer esto, ¿crees que estás entre las 9 de cada 10 personas que suelen procrastinar a diario?

¿Cuál de los tres motivos crees que es tu caso?

Cuéntame tus sensaciones y compárteme tus respuestas dejándome un comentario aquí debajo.

Y recuerda: como dice el refrán… no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy