Feng Shui: Mejora tu vida cambiando el diseño de tu dormitorio

Feng shui en el dormitorio

¿Sabías que con un simple movimiento de muebles puedes terminar sufriendo estrés, si pones una planta donde no debe ir puedes tener problemas de salud y si colocas un espejo o cualquier otro objeto en el lugar equivocado puedes sufrir pérdidas económicas?

Así lo demuestra el Feng Shui, un arte chino con más de 4.000 años de antigüedad que permite que el ambiente esté en equilibrio y nos aporte energía positiva.

Dicen los expertos en Feng Shui que según la manera en que construyamos y decoremos el ambiente que nos rodea seremos más o menos felices, estaremos más o menos sanos y tendremos mayor o menor éxito en cada una de las áreas de nuestra vida.

Y dicen, también, que cuanto más tiempo pasamos en un determinado lugar se termina convirtiendo en más importante e influyente para nosotros.

Así que partiendo que de promedio pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo… ¿No es el dormitorio el lugar ideal donde empezar a poner en práctica las ventajas que nos ofrece esta ciencia milenaria?

Desde Método Silva tenemos como objetivo ofrecerte siempre las mejores herramientas para que hagas de tu vida el lugar ideal donde siempre quieras estar, y para que hagas de tu día a día un espacio donde reine la paz, la armonía, la salud y el bienestar.

Es por eso que, después de publicar el artículo «Feng shui: crea tu área de trabajo ideal«, hoy te compartimos la receta para que hagas de otro de los lugares donde más tiempo pasas, el entorno ideal para garantizar tu bienestar.

Feng Shui y el sueño: la importancia de dormir bien

¿Habías pensado alguna vez que tu dormitorio influye en cómo te sientes, cómo te va y cómo te comportas ante la vida?

Según el Feng Shui eso no solamente es así, sino que además dictamina tus próximos éxitos o fracasos en todas las áreas de tu vida.

Eso es así porque el dormitorio es uno de los lugares donde pasamos más tiempo durante el día, así que lo primero que tenemos que tener en cuenta es que un buen dormitorio debe proveernos dos cosas: intimidad y descanso.

Necesitamos esas dos cosas para sentirnos bien, para tener energía, para rendir bien al día siguiente.

Y necesitamos dormir tranquilos y relajados, tener sueños regeneradores, apartar la mente del ruido constante y desconectar de los problemas diarios.

A todo eso puede ayudarte el Feng Shui, pero no todo es el entorno: también depende de tu actitud.

Por eso es muy importante que descanses bien durante la noche, porque de eso dependerá tu éxito al día siguiente.

¿Sabías que meditar es una excelente opción para dormir bien por las noches? Y si además tienes tu habitación adaptada según las premisas del Feng Shui, ¡dormirás como nunca y sentirás un bienestar increíble durante todo el día!

Entre los beneficios del Método Silva de Vida se encuentra el de garantizar un mejor descanso para que tu vida sea mejor, por eso hace que descanses como un bebé todas las noches sea cual sea tu situación y además te enseña a usar tus sueños para resolver problemas.

¿Quieres mejorar tu salud, tu bienestar y cualquier otro aspecto de tu vida, sea cuál sea??

Entonces este es el momento ideal para que recibas nuestras lecciones gratuitas. Más de 90.000 personas ya notaron los cambios con el curso gratuito Tú sin Fronteras.

Piensa que si logras un buen descanso y si estás en armonía con tu entorno, tu vida será mucho mejor. Y es ahí donde entra en juego el Feng Shui.

¿Te gustaría saber cómo debe estar decorado un dormitorio para darte el mejor descanso y hacer de tu vida un lugar mucho mejor? Ahora te lo contamos.

Consejos para hacer de tu dormitorio el espacio ideal

Para que el ambiente esté en equilibrio y nos aporte energía positiva, el Feng Shui tiene en cuenta varios aspectos como los colores, la presencia de determinados objetos y la distribución de los muebles.

¿Cómo debe ser la cama? ¿Qué colores deberían predominar en la habitación? ¿Dónde colocar un espejo? Sigue estos consejos para hacer de tu dormitorio un lugar mucho más armónico y repleto de beneficios para ti.

1.- Ying y Yang. Según las reglas del Feng Shui en un dormitorio hay que dar protagonismo a la fuerza Yin por encima del Yang, y por tanto deberemos incluir más elementos del primer grupo.
Son elementos Ying, por ejemplo, un ambiente silencioso, revestimientos suaves como alfombras, amplios espacios vacíos, mobiliario sin ángulos marcados, asientos bajos o iluminación indirecta.

2.- Colores. Lo ideal es que en la habitación predominen los colores de tonos suaves.

Las tonalidades azules, por ejemplo, están indicadas para la protección y los sueños agradables; mientras que el rosa es para el amor y para calmar el espíritu.

Los colores como el ocre o los marrones de baja intensidad ayudan a crear un ambiente suave y relajado; y por el contrario deberías evitar colores fuertes como el rojo, el negro o el amarillo.

En cuanto a las sábanas, alfombras, fundas, mantas y almohadas también deberían ser de colores pasteles suaves, ya que inducen al descanso; y mejor que sean de telas naturales antes que sintéticas.

3.- Muebles. Es preferible que los muebles sean ligeros y estén solamente los necesarios.

Además, lo ideal es que tengan los extremos un poco redondeados, ya que los ángulos afilados pueden provocardiscusiones y conflictos.

En cuanto a la cama, la primera regla del Feng Shui es que no debe estar delante frente a la puerta o bajo una ventana, ya que a pesar de ser casos muy frecuentes influyen en generar una sensación de vacío o pesadez mental al despertarse además de otros síntomas como dificultad para concentrarse, agotamiento excesivo o nerviosismo.

Además, procura que tu cama (sobretodo si es de matrimonio) sea accesible desde ambos lados e intenta tener dos mesitas de noche, una en cada lado.

Y aunque sea una costumbre muy implantada, la ausencia de cabecero sólido es un problema porque tiende a crear inestabilidad y genera agotamiento físico y emocional a largo plazo.

En la medida de lo posible evita las corrientes de aire, las vigas en el techo encima de la cama que hacen que la energía “rebote”, e intenta no dormir con los pies apuntando hacia la ventana o la puerta.

También puedes probar a dormir en otra posición e incluso en otra habitación para comprobar si los problemas están causados o no por la posición de la cama.

4.- Accesorios. En primer lugar, no debería haber espejos apuntando directamente hacia la cama.

Es decir, que si tumbado o reclinado en la cama te ves reflejado en él deberías cambiarlo de lugar ya que en cualquier otro sitio no generará problemas.

Para el dormitorio son apropiados todos los accesorios relacionados con el elemento tierra ya que favorecen la armonía, y en cuanto a las imágenes deberías seleccionarlas con prudencia. Generalmente deberían ser imágenes que guarden relación con algo que quieras que suceda en tu vida, pero no deberían ser tristes ni solitarias a menos que te guste eso para ti.

Además, son apropiados para el dormitorio todos los accesorios relacionados con el elemento tierra, ya que favorecen la armonía.

5.- Qué no hacer. Deberías evitar los cuadros u objetos en la pared sobre la cabecera, ya que promueven los conflictos y la falta de comunicación en la pareja.
También deberías sacar del ropero o armario todo lo que no uses, ya que solo sirve para detener la energía.

Saca del ropero lo que no uses, ya que solo sirve para detener la energía.

Intenta no tener computadoras, televisores o equipos de sonido en la habitación donde duermes, dado que la energía se destruye cuando estos elementos están presentes en el dormitorio. Pero si es inevitable, coloca el televisor en un mueble de madera con puertas, que deben cerrarse al dormir.

Evita plantas y flores a menos que tu dormitorio sea grande y las plantas estén situadas lejos de la cama; e intenta no colocar los espejos en las paredes de tu habitación, mejor que los coloques en la parte interior de la puerta de los armarios o roperos.

Además de todo eso, piensa en abrir las ventanas con frecuencia para mantener el aire fresco y lleno de oxígeno: no puedes tener un buen Feng Shui en tu dormitorio si el aire que respiras no es puro.

Intenta también mantener todas las puertas de las habitaciones cerradas durante la noche, ya sea la puerta del dormitorio, del armario o del cuarto de baño. De este modo estarás permitiendo la mejor circulación de la energía para fortalecer tu salud.

Y bien, ¿qué te parecieron estos consejos?

Según la tradición china, nuestro ambiente influye en nosotros.

¿Alguna vez tuviste la sensación de que nada más entrar en un lugar en concreto te sentiste a gusto y lleno de bienestar? Eso es porque el Feng Shui hace que te sientas así, pero también puede lograr todo lo contrario.

¿Te animas a probar estos consejos para tener una mejor salud y que tu vida sea mucho mejor?

Cuéntanos qué te pareció! Nos encanta saber tu opinión y tus inquietudes.

Y si pruebas algunos de estos consejos de Feng Shui, comparte con la comunidad tu experiencia… ¡Te sentirás mucho mejor!