Método Silva: Meditación especial para San Valentín

Meditación especial San Valentín

¿Cuánto hace que no te das un pequeño homenaje?

Eso es justo lo que queremos proponerte desde el Método Silva para este San Valentín: una audio de meditación guiada especial para San Valentín y que habla del amor en primera persona.

Probablemente pensarás en lo mucho que quieres a tus seres queridos, les mostrarás tu afecto y buscarás la manera de que todos ellos pasen un día feliz…

Pero, ¿piensas en ti?

Es muy importante que “te tengas en cuenta”, que te ames, que refuerces tu autoestima y que confíes en ti para poder transmitir eso a los demás.

Y para ayudarte a lograrlo uno de nuestros instructores Silva ha preparado este audio de meditación guiada para ti; para que vivas este San Valentín más intensamente que nunca, y para que comiences una nueva vida: la vida que deseas y te mereces.

Meditación especial del Método Silva para San Valentín

Haz click con el boton derecho de tu mouse en el botón y elige «guardar como» para descargar la meditación de regalo a tu ordenador.

NOTA: Aquí abajo te compartimos el audio transcrito. Si lo prefieres, puedes leerlo antes de hacer el ejercicio para saber en qué consiste.

Antes de comenzar la meditación especial de San Valentín recuerda que es importante que uses ropa cómoda, que cualquier lugar es bueno mientras te sientas bien y nadie te interrumpa, y que puedes cambiar de posición o abrir los ojos siempre que lo necesites.

Puedes tomarte el tiempo que necesites, pero 10 minutos son suficientes!

1) Ponte cómodo y cierra tus ojos.

2) Toma tres respiraciones profundas: en la primera respiración profunda relájate bien al exhalar, en la segunda respiración relájate todavía más cuando exhales, y en la tercera respiración siéntete completamente relajado.

Observa como tu cuerpo y tu mente van entrando suavemente en un estado físico y mental muy saludable y agradable que te hace bien.

3) Para aumentar esa sensación de bienestar mentalmente afirma: “yo me amo, y yo me acepto incondicionalmente así como soy. Esa aceptación me permite trabajar en la superación de todo aquello que no me hace bien y que con paciencia y disciplina mi mente me ayuda a educar”.

4) Cuando hayas hecho eso imagina y visualiza tu relación con la vida: recuerda las cosas buenas que pasaron y nota como ella siempre te espera para que juntos puedan crear experiencias de felicidad y crecimiento que dependen principalmente de tu forma de pensar.

5) Comprendiendo que todos nosotros siempre tenemos algo para superar, siente que estás acompañado de una fuerza interior sin límites.

6) Reencuéntrate contigo mismo, y celebra este re-descubrimiento deséandote un feliz día de San Valentín.

Declara para ti mismo cuánto te amas, y también declara que estás dispuesto a superar con paciencia y disciplina tus enfoques y comportamientos que no te agradan y que sabes que no te hacen bien.

7) Siente que de todas las declaraciones que recibes en tu vida lo que te dices a ti mismo en forma justa y positiva siempre será la declaración más importante y honesta que puedas recibir.

Curiosamente, al descubrir eso puedes amar con justicia a los demás y atraer para tu vida relaciones humanas de gran significado y seguridad.

8) Cuando ya hayas felicitado a la persona más importante de tu vida, Tú Mismo, entonces felicita mentalmente a todas las personas que amas y que forman parte de tu vida.

Y envuélvelas en esa energía magnífica del amor.

9) Canaliza ese amor como una luz brillante que absorbes del universo y proyectas con tu mejor sentimiento.

Abraza y envuelve a esas personas con esa luz.

Dales la seguridad de tu sentimiento más allá de cualquier comportamiento del pasado que no haya sido el mejor: tanto sea de tu parte como de su parte.

Limpia todo ese pasado y únete a un presente y futuro en donde pretendes confirmar que les amas como tú te amas: con justicia y armonía perfecta, con una vida de gran armonía y plenitud.

10) Da gracias a la vida y deséale también a ella un feliz San Valentín, prometiendo siempre amarla por re-descubrir diariamente que la vida es bella.

11) Ahora crea ahora esas imágenes del futuro que tu pensamiento programa. Piensa en todo lo que quieres lograr, y comprende como tu comportamiento poco a poco es capaz de construir todo eso ya en el mundo físico.

12) Relájate y toma conciencia del poder de tu mente. Después, prográmate para repetir con constancia la esencia de este ejercicio.

13) Cuando lo hayas hecho, respira hondo y poco a poco ve incorporándote sin prisas. Mueve suavemente tus manos, tus pies, tus brazos… Desperézate.

Al cabo de unos segundos abrirás tus ojos y estarás despierto, muy a gusto, descansado y en excelente estado de salud sintiéndote como cuando has dormido lo suficiente en un sueño natural, revitalizante y muy saludable. Y sintiéndote mejor que antes.

Este ejercicio es especial para San Valentín aprovechando toda la energía que hay concentrada en un día como ese, pero puedes repetirlo todas las veces que quieras: cuanto más constante seas más notarás los cambios!

¿Qué te pareció el ejercicio? ¿Qué sensaciones experimentaste mientras estabas en la meditación?

Esperamos tus comentarios!

Ah! Y no te olvides de compartir esta meditación con todas las personas que aprecias para que ellos también puedan sumarse 😉