Método Silva: Aprende cómo concentrarte en la Era de la Distracción (incluye infografía)

Cómo hacer frente a la era de la distracción con el Método Silva

¿No te ocurre que muchas veces te resulta difícil concentrarte?

Por un momento piensa en el ritmo de vida actual: prisas, estrés, teléfonos móviles sonando, gente arriba y abajo, emails entrantes, el colegio de los niños, las tareas del hogar, las reuniones…

¡Estamos viviendo en plena Era de la Distracción!

Hay tantas cosas que giran a nuestro alrededor que muchas veces no podemos hacer algo tan sumamente sencillo como concentrarnos en una tarea, enfocarnos en lo que tenemos pendiente o terminar una acción que se hace eterna y que si nos concentráramos haríamos en muy poco tiempo.

Desde Método Silva somos conscientes de la importancia de tener una buena concentración y de lo difícil que parece lograrlo.

Por eso queremos poner a tu alcance las herramientas necesarias para lograrlo.

Y para ello te queremos proponer un plan evitar la distracción y mejorar la concentración.

Pero antes de nada queremos decirte porque, en plena era de la distracción, concentrarse es más importante que nunca.

Método Silva: La importancia de mantener la concentración en la era de la distracción

Dijo el historiador británico Thomas Carlyle que la criatura más débil concentrando toda su energía sobre un solo objeto puede realizar grandes cosas, mientas que el hombre más fuerte y el más hábil que disperse sus fuerzas sobre muchas cosas, no lleva a cabo ninguna.

Pero además de eso, ¿qué puede hacer la concentración por ti?

La concentración te da control total sobre tus pensamientos, aporta paz interior, confianza en ti mismo, fuerza interior, capacidad de enfocarte y aumenta notablemente la memoria y la capacidad de retención de información.

Pero no es todo. Saber concentrarte en cada tarea que llevas a cabo te da una mayor capacidad para enfocarte en tus tareas, ayuda a estudiar y comprender de forma más rápida, deja la puerta abierta a los pensamientos inservibles y molestos para que se marchen y no tengas que convivir con ellos, y te da la libertad para elegir cuándo y sobre qué quieres pensar.

Además, aumenta la capacidad de decidir y ejecutar decisiones, aporta un mejor funcionamiento en la vida cotidiana ya sea en casa o en el trabajo, y garantiza la felicidad interior.

Realmente, ¿hay alguna área de tu vida que no pueda mejorar si aprendes a concentrarte? La respuesta es NO: todo, absolutamente todo, mejora si tu concentración también lo hace.

Por eso queremos compartirte un pequeño «plan», que ahora te contamos.

Método Silva: Sobre meditar y los mapas

Como viste, cuando logras ser una persona concentrada automáticamente te estás enfocando en lograr tus metas.

por eso queremos proponerte dos cosas para que lo logres.

1) Empieza a meditar. Dedica todos los días unos minutos a meditar, y haz de ello una rutina diaria.

Para meditar puedes usar la técnica que mejor funcione para ti (y si eres de los que dicen no tener tiempo, lee nuestros cinco ejercicios de meditación express).

Si estás poniendo en práctica lo que te contamos en el curso del Método Silva probablemente este paso ya lo tendrás cubierto (o estarás en proceso).

Lo ideal es que pongas en práctica las diferentes herramientas del Método Silva (puedes leer más sobre él aquí), pero si no lo tienes o no tienes pensado adquirirlo te recomendamos que sí te descargues las lecciones gratuitas del Método Silva en las que entre otras muchas cosas aprenderás a meditar con el famoso audio de centralización Alfa.

 

.

2) Ten siempre presente este mapa.

En esta imagen tienes todo lo necesario para evitar las distracciones y mejorar tu concentración.

Los mapas mentales funcionan muy bien, así que a parte de meditar ten siempre presente esta infografía diseñada especialmente para mejorar la concentración con tips altamente efectivos.

Cómo hacer frente a la era de la distracción con el Método Silva

En esta infografía tienes todos los pasos necesarios para «enfrentarte» sabiamente a la era de la distracción.

Te invitamos a que la tengas siempre presente, incluso puedes guardarla en tu computadora o imprimirla para llevarla siempre contigo… La cuestión es que la mires unos minutos todos los días y trates de incorporar los tips (no todos el mismo día! pero puedes ir combinándolos).

Y si a la infografía le añades tus minutos diarios para meditar, no solo estarás alejando el estrés, ganando calma y sumando buen humor sino que además mejorará tu concentración.

Si quieres lograr una vida mucho mejor llena de propósitos cumplidos, ahora ya lo sabes: debes mejorar tu concentración.

Y dedicando unos minutos a meditar y a poner en práctica los tips de la infografía lo lograrás en muy poco tiempo.

Te invitamos a que pruebes hoy mismo nuestro «plan anti-distracciones» para mejorar todas las áreas de tu vida, y nos cuentes aquí abajo en la sección de comentarios qué te pareció y si el tema te interesó 🙂