Nueva Historia Silva: Liliana y su experiencia con el Método Silva

Testimonios Método Silva

Coincidiendo con el Día Mundial del Lupus que se celebra hoy 10 de mayo, les traemos desde Argentina el testimonio de Liliana, una mujer que gracias al Método Silva no solamente logró aceptar su enfermedad, sino que ha aprendido a convivir con ella y ha convertido el Método Silva en su forma de vida.

Realmente, es una historia inspiradora y no queríamos dejar pasar la oportunidad de compartirla con ustedes en un día como hoy. ¡Gracias Liliana por contarnos tu experiencia!

Me diagnosticaron Lupus hace unos 6 a 7 años, y al ser médica me fue muy difícil poder manejar este diagnóstico.

Pero les voy a comentar algo: cuando estudiaba medicina dije «lo último que quiero tener es esta enfermedad»… Y después de hacer el primer curso del método, me di cuenta que yo la había atraído. Pero también entendí que nada pasa porque sí… Y a partir de allí me vida cambió.

Al principio, a pesar de toda la medicación, mi situación se empeoraba, tenía problemas serios en el riñón, perdí la audición de un oído, tenía micro infartos cerebrales, dolor en las articulaciones y muchas cosas más.

Pero conocí a una persona que me informó cómo era el Método Silva y fui a hacer el curso presencial. EL MÉTODO SILVA MARCÓ UN ANTES Y UN DESPUÉS.

Salí tan enriquecida, con tantas herramientas, maravillada …. Yo estaba abierta a otros tipos de terapia.

A partir de ahí, lo practico TODOS LOS DÍAS, ya no tomo más droga que disminuían mis defensas y antes no podían sacármelas porque no mejoraba.

Mis riñones, hoy funcionan bien, me habían diagnosticado ACV, (pequeños infartos cerebrales) que quedaron siempre igual, no apareció ninguno más. También pudieron saber cual era la causa (SAF) y me dieron una medicación (anticoagulante).

Mi vida cambió mucho. Muchas de las cosas que hacia tuve que dejar de hacerlas. Al principio fue muy duro… De un día para otro todo cambia, pero aplicando las herramientas del Método Silva pude entender que había otras cosas que me gustaban, y empecé a descubrir cosas a las que nunca antes había dado importancia; eso a lo que llamamos “las pequeñas cosas”: la naturaleza, la inmensidad del cielo, tomar mate con mis hijos (lo más lindo), contemplar una montaña… Y tantas cosas, que no me alcanzaría el tiempo.

Y además de todo eso, aprendí a conectarme con mi interior, encontrar la calma, la serenidad, las respuestas que siempre están dentro de nosotros… Si bien me tuve que jubilar en el área pública, sigo trabajando en el área privada y aplico todas las cosas que aprendí en mis pacientes.

Por supuesto tengo mis recaídas; pues la vida me pone a prueba seguido… Pero cada vez duran menos y tomo menos medicamentos en estas situaciones. En cambio medito, realizo visualización creativa, calmo mi interior…

Agradezco profundamente todo lo que el Método Silva me ha ayudado, lo que me ayuda y lo que me seguirá ayudando… Pero sé que depende de mí; de mi práctica.

Lo tomé como una forma de vida y sigo yendo a las reuniones, comprando cursos y leyendo todo lo que me enriquece espiritualmente. Yo soy mi principal amiga.

Cuando vi cuánto se podía lograr (aquí estoy contando solo una parte), y después que mucha gente con lupus y otras enfermedades parecidas se acercaran a preguntarme cómo hacía para estar así, se me ocurrió escribir un Blog: Tener LUPUS y VIVIR BIEN, ¡se puede! Yo creo que es una decisión de querer estar bien, de decidir dejarse morir o luchar por la vida; y yo decidí VIVIR!

Por eso hoy puedo decir: GRACIAS A LA ENFERMEDAD HOY SOY FELIZ!!! Y eso lo entendí cuando conocí el método Silva y además poderlo aplicar a mis pacientes y así ayudar a la gente. Eso es lo que me hace mas feliz y es lo único que me voy a llevar.

Gracias por dejarme contarlo, porque les digo a todos los que sufren que: SE PUEDE.

Liliana C. – La Plata (Argentina)

Muchas gracias Liliana por contarnos tu historia, y dejar que la compartamos en un día tan especial. Si quieren saber más sobre la experiencia de Liliana pueden leer su blog AQUÍ.

Y si desean enviarnos sus “Historias Silva” estaremos encantados de leerlas todas!